fbpx

“Hay posibilidad real de que muera hoy”

Cuando llegó a mí el otro día esta frase para meditar con ella intuí que iba a esconder un gran aprendizaje. Por lo pronto me hizo preguntarme;

¿Te has enfrentado a la muerte en tu camino? ¿Cómo has enfrentado la muerte de otr@s? ¿Cómo te enfrentas a que haya partes de tu persona que necesiten envejecer, morir y pasar de largo?

¿Te resistes a que mueran partes de ti?

En mi camino la muerte ha hecho presencia marcándome a fuego ya que su aparición ha sido repentina, potente, traumática y diría que hasta mágica. Ella misma preparo todo para su llegada ante la incrédula mirada de los asistentes a la función.

Tanto poder desplegó que por meses e incluso años, sentí no poder agarrar mis pies a la tierra. Sentí una profunda paradoja al contemplarme casi como una super-heroína por haber sobrevivido a su envite.

A pesar de haber lidiado de cerca con ella, no imaginaba el impacto que la frase de la meditación “HAY POSIBILIDAD REAL DE QUE MUERA HOY” podía tener en mí porque, en realidad…

Me siento joven y con un largo camino por delante, pero lo cierto es que a otros les ha ocurrido antes.

Me siento con salud, pero lo cierto es que aun teniéndola a otros les ha ocurrido antes.

Conforme iba calando en mi meditación esta frase era capaz de observar cómo mi mente se retorcía de rechazo y angustia.

Tan solo ése primer campanazo interno para dejar paso a una sorprendente sensación de liberación… Si!! Liberación porque la temida muerte ya no tenía que ocurrir cuando mi cabeza pensaba que era más probable….. A los 70,85, 93?

¡¡Qué absurdo esquema mental!! Risa!!¡¡Si!! Risa repentina.

Rápidamente al aceptar la posibilidad cada vez más real en mi cabeza de morir tal día como HOY vino toda la lista de pendientes…

Te amos no pronunciados, que no son muchos pero alguno queda, hijos por seguir acompañando en la eterna rueda de la vida y abrazos que se quedaron escasos por millones de razones…

Por lo demás, si me tuviera que ir hoy mismo creo que no tendría ningún problema. Dejaría mi cuerpo y me iría.

Lo mejor de esta frase tan potente es que cuanto más cala en mí a más vida me abre, a dar las gracias cada día, a saborear cada segundo, y a si ya sentía poco miedo, sentir menos todavía.

No me había percatado del movimiento interior que se producía en mi al cambiar la frase “hoy seguro que no me muero” (frase que me digo todos los días de forma inconsciente) a “es posible que muera HOY” . Puede parecer impactante y macabro pero la verdad es que me ha llevado a un cambio de perspectiva más que positivo…

Y tú, eres capaz de decirte cada día a ti mism@: ¿ “es posible que muera HOY”?

Feliz día!!! Por cierto, uno más 😉

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *