fbpx

Auto-conocimiento, ¿para qué?

Desde que vienes al mundo empiezas la relación más importante de tu Vida,  más importante que cualquier otra , más que la relación con tu madre o con tu padre, más que la relación con tu pareja, más aún que la relación con tus hijos….la relación contigo mismo.
Inicialmente como ser human@ que acabas de aterrizar, tienes que pasar por un proceso de adaptación a un cuerpo que depende de otras personas para ser alimentado, limpiado y transportado.
Igualmente acabas de pasar por uno de los acontecimientos más impactantes de tu recorrido vital, tu nacimiento, que al igual que la muerte está lleno de intensidad y misterio. Sin muchas habilidades aún para expresar los acontecimientos vividos expresas como puedes, o “te dejan” la potencia de dicha experiencia.
Y al igual que dentro del útero sentías un vínculo con tu madre, una vez fuera, vuelves a conectar con ésa figura que te da amor y te alimenta al igual que tu padre, si tienes la suerte de que ambos sean amorosos.
Cuando llegas a este mundo como Ser Humano aún no cuentas con una estructura de personalidad definida, ésta se va formando poco a poco con el paso de los años y con la influencia de las personas cercanas. En esos años de crecimiento lo más importante, y que seguramente modelará tu forma de Ser, es sentirte amado y aceptado. 
Cuando llegas, eres puro, y las partes de ti que atrapan toda tu energía diaria son:
  • tu cuerpo el cual vas descubriendo poco a poco,
  • tus emociones las cuales expresas con libertad y sin represión alguna,
  • y tu alma o espíritu la cual está muy cerca .
Los pensamientos o la mente no son los protagonistas de esta fase de tu Vida.  Poco a poco conforme creces y llegas a la edad adulta, tu mente va acaparando tanta atención que seguramente te hará olvidar la mayoría de las veces a tu cuerpo, a tus emociones y a tu espíritu.
¿ Y como te relacionas con las demás personas cuando aún no tienes la base de tu personalidad del todo bien definida?
Lo haces por medio de tus figuras principales de cuidado, sean las que sean. Si tu madre sobrevive al parto es con ella con quien disfrutarás una “fusión emocional” que durará hasta los 2-3 años que te hará conocer la vida a través de su filtro. Sentirás lo que tu madre sienta y aprenderás a identificar las emociones si mamá y papá son capaces de ponerle el nombre correcto a la emoción de cada momento.
Al mismo tiempo disfrutaras otra fusión emocional con tu padre, inicialmente de intensidad un poco menor, que irá creciendo hasta tomar gran parte de protagonismo hacia ése segundo o tercer año de vida en la que el rol paterno te ayudará a relacionarte más hacia afuera, hacia otros niños, hacia otros cuidador@s, hacia la sociedad.
Si tu estructura familiar es otra seguirás más o menos estos pasos aunque sea con figuras diferentes.
¿Y como adultos?
Ya en la edad adulta muchas veces te encuentras perdido, sin entender las cosas que te ocurren y te dañan repetidamente, sin dar importancia a las señales que tu cuerpo te envía de vez en cuando  y sumido en una vorágine de Vida que te aleja de aquel ser tan puro que fuiste.
Puede que en algún momento empieces a buscar aquel que fuiste en esencia porque lo de HOY “no me llena”, “no lo entiendo”, ” no lo disfruto”.
Y suele ser en este punto de inflexión en el que puede que empieces tu camino de autoconocimiento sirviéndote de lecturas, buenas conversaciones, cursos o cualquier herramienta psicológica o terapéutica que te aporte claridad.
El auto-conocimiento es una opción personal, que como la misma palabra dice es “auto” gestionado. Pueden acompañarte personas o profesionales para darte apoyo pero el timón lo llevas tú y tu decides hasta donde quieres llegar.
Feliz viaje!
Sirena G. Frutos
  • Todas las expresiones utilizadas en este artículo en masculino incluyen de forma muy consciente el femenino.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *